LOS COMIENZOS: Para 1900 a 1905 ya existían pequeños grupos de bautistas, todos ubicados en zonas totalmente rurales o en pequeñas aldeas tales como Gorbea, Cajón, Lastarria, Huilío, Mune, Fundo La Victoria, (al interior de la zona de Vilcún), Catripulli (Molco). Todos esos pequeños grupos sumaban unas 300 personas, contando a miembros y familiares. En 1908, un 26 de abril, cuando se formó la Unión Bautista de Chile, en el pueblito de Cajón, tales fueron las iglesias fundadoras y tal el número de hermanos campesinos con que se contaba.

LA PRIMERA IGLESIA BAUTISTA de Temuco hasta esa fecha no existía, como obra bautista, como se ve. Un joven creyente de Huilío, Juan Domingo Alvarez Sobarzo, llegó a Temuco para hacer su servicio militar y por su entusiasmo y consagración fue enviado a estudiar en el Seminario Bautista en Río de Janeiro, Brasil en 1910, regresando a fines de 1913. Radicó en Temuco y el pionero bautista Guillermo MacDonald lo comisionó para empezar una obra. Hizo contacto con el hno. José Mercedes Ulloa que le invitó a su hogar. Cuando Alvarez conversó de su propósito, Ulloa le solicitó que empezara aquella misma noche y así lo hizo. Logró reunir a varios hermanos, que estaban dispersos, con los cuales comenzó a reunirse en lo que hoy es el sector de Pueblo Nuevo, ya en el mes de marzo de tal año. El primer lugar donde se congregó, la casa de los hnos. Ulloa Valdivia, fue en calle Ziem que posteriormente llegó a ser Ercilla N° 2057 Las reuniones continuaron y el 7 de Junio de 1914 se reunió el pequeño grupo de fieles para organizarse en iglesia El número de miembros fundadores fue de 14. En esa reunión presidió el pastor Juan Domingo Alvarez , fue nombrado secretario Manuel Valderrama y tesorero, José Mercedes Ulloa. Aparte de estos 3 hermanos, figuran como miembros: Clorinda Valdivia de Ulloa, María Mercedes Ulloa Valdivia Ignacio Castro, Felipa (o Feliciana) de Castro, Nieves de Riquelme, José Cruz Riquelme, Juan (o José) Cruz Sarabia, José Vergara, Roberto Riquelme, Margarita de Riquelme, Carmen de Sarabia. Con la salida de la familia Ulloa Valdivia hacia la zona de Cunco, en más o menos el año 1915, la iglesia parece haber tenido varios lugares antes de llegar a la que ha sido su lugar definitivo. El pastor Juan Vallette Richard dice en el relato de su conversión que “el joven Miguel Rivas lo invitó a un “cultito” que se hacia en Calle Lautaro, a tres cuadros de la Estación de Ferrocarriles”, esto en 1917. El pastor Vallette cuenta que asistió a ese lugar donde, en esa misma noche hizo decisión de fe y escuchó que el pastor MacDonald avisó: “Esta es la última reunión en este lugar. El martes nos trasladamos a un lugar más grande, seis cuadras más al centro. Allí tendremos tres cultos en la semana, además del culto del día domingo.” (El Viejo Roble, páginas 24 y 27) Lamentablemente no se especifica donde estaba ubicado este nuevo lugar.